Pletina esqueletizada

Suizo 1850



A mediados del siglo XIX relojeros suizos de forma artesanal tallaban la pletina posterior de los relojes esqueletizando la máquina y decorándola con motivos de animales, florales, campestres o religiosos. Son relojes escasos.
Reloj anónimo lepine suizo de niquel. Circa 1850 de 5cm de diámetro, esfera de esmalte en blanco y amarillo con numeración romana, segundero a las 6 horas. Agujas en azul cobalto tipo luna de Breguet. Mecanismo con la pletina posterior esculpida, representando la figura de dos mujeres y motivos florales. Tipo de escape de cilindro, cuerda y puesta en hora con llave desde su cara posterior, por dos perforaciones presentes en la tapa guardapolvos.

 

Relojes esqueleto de la colección