Molnija

Circa. 1970


 

En 1927 el Consejo de Trabajo y Defensa ruso tomó la decisión de crear una industria relojera soviética para abastecer su ejército. Paradójicamente varias empresas americanas fueron a instalarse a Rusia llevando consigo a sus trabajadores, es el caso de Hampen Deuber que en quiebra tras la gran depresión fue comprada en 1930 por Armen Hammer que trasladó todo a Rusia y en 1932 se comenzaron a producir los primeros relojes rusos con marcas como Pobeda, Vostok, Raketa, Sekonda, Poljot, Molnija… Son relojes robustos, donde prima la sencillez y precisión con precios asequibles sobre las complicaciones.

La fábrica de relojes Molnija fue inaugurada el 17 de noviembre de 1947. El principal cliente de Relojes Molnija desde sus inicios fue el Departamento de Defensa de la extinguida Unión Soviética, Molnija fabricó relojes de pulsera sobre todo de estilo militar, relojes de bolsillo y relojes de mesa. Molnija realizó con éxito Relojes Especiales producidos específicamente para su uso en tanques, aviones de combate, submarinos, y de forma esporádica realizó una serie de relojes para el programa espacial de la Unión Soviética.


Reloj de bolsillo "Serkisof", con movimiento Molnija 3602 de 18 rubies. en la esfera figura Serkisof, garanti 18 jewels made in URSS números romanos con agujas tipo Breguet. En la cara posterior y en relieve una locomotora y escrito Serkisof y Demiryolu (que significa ferrocarril en turco). En la tapa guarda polvos sello de calidad Serkisof. Máquina movimiento 3602, con número de serie 133783.
Serkisof fue un empresario ruso afincado en Estambul que tan solo ponia su marca a los relojes que importaba.
Ferrocarriles en Turquía en los años 50, empezó a utilizar relojes de bolsillo soviéticos Molnija producidos en la Fábrica de Relojes de Cheliabinsk. Consta que la compañía de Ferrocarriles Turcos ofrecía uno de estos relojes "Serkisof" a los funcionarios que se jubilaban.

 

Relojes rusos